23 nov. 2017

Por variar




Me dijo que confiara en él, que ese día todo iba a ser diferente.

Me sacó el abrigo, el jersey, y me desabrocho la blusa. Sujetando los senos por debajo, mamó de mis pezones, los puso durísimos. Lamió, besó, engulló,… sin prestar más atención a parte alguna de mi anatomía. Yo gemía enloquecida, no podía hacer otra cosa. Él siguió con el festín, amasando mis tetas contantemente, masajeándolas. Y volvía una y otra vez al botón inflamado, succionaba y volvía a succionar. Así consiguió que me corriera.
Cuando le pareció que ya me había degustado lo suficiente, cerró mi blusa de nuevo y me pellizco por encima de la tela.

Diferente, sí.


14 comentarios:

  1. Vaya festín... aunque creo que me quedaría con hambre de más "partes"

    ResponderEliminar
  2. yo también quiero!!!

    besitos,

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh.. espero que estigui convidat a aquest banquet ... però m'agradaria xuclar i llepar més ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. i si no és a aquest, serà un altre, no ho dubtis!!!

      Eliminar
  4. Admirable, en seria difícil focalitzar-ho tot amb una part del teu cos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no creguis, tot es qüestió de no voler abarcar-ho tot el primer dia ;-)

      Eliminar
  5. Tal cual, lentamente para oirte gemir a la vez. Besos en esos pezones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sé que harías buen uso de mis pezones
      que ralentizarías el tiempo
      por puro placer

      Eliminar