23 oct. 2016

Seguidos




Tenía un servicio a las 8 pero me dijo que fuera primero a verle a él. Huelga decir que obedecí el encargo. Como buena zorrita no quería perderme la oportunidad de hacer doblete. Además, la idea de llegar follada y corrida al segundo macho me ponía muy cachonda. Así que me dejé penetrar con furia encabronada. Quería que fuera malo conmigo. Y terminé marcada como una res.

El otro celebró mis apetitos carnales. Y que mi calentura no tuviera fin.

8 comentarios: