1 may. 2015

Pasar revista



Han venido los peces gordos de la empresa, a saberlo todo de sus finanzas y, de paso, de sus empleados. Por aquello de controlar el riesgo. Y aunque nunca es nada personal, sus inquisitivos métodos no van conmigo. Pero hago como todos y me dejo auditar, del derecho y del revés. A fondo. ¡Que no quede nada por mirar!
Sólo me queda el consuelo de pensar que habrá otros peces mucho más gordos que ellos que también se las harán pasar putas alguna vez…

10 comentarios:

  1. El peix gros es menja el petit, i a cops ets tens que fer passar per molt més petit, per a que no es fixin en un, en cara que sempre és millor ser un tauró.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja sé que les coses funcionen així però no m'agrada. Sempre he pensat que no cal menjar-se, per sistema, a qui tens al costat. La competéncia enriqueix.

      Eliminar
  2. Pues sí, a todo cerdo le llega su San Martín....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo sabes seguro o hablas de oídas?

      Eliminar
    2. Seguro... y la cara de cerdo degollao que se le queda es un bonito recuerdo para compensar las veces que te las ha hecho pasar putas.

      Eliminar
    3. me gustaría contemplar esa cara, me recrearía a gusto

      Eliminar
  3. Ya me gustaría a mí auditarte a ti o que tú me auditaras a mí....
    Sobre todo ver todos los rincones por si escondieras algo exquisito que te estuvieras reservando solo para ti...
    Yo me dejo... si quieres...
    Beso
    Toni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si me guardo algo exquisito, si existiera esa posibilidad, no sería para mí sola.... siempre me gusta compartir las cosas buenas...

      Eliminar
  4. De los mejores blogs que hemos leido,de verdad.Enhorabuena.

    ResponderEliminar