17 abr. 2015

Ejercicios matutinos



Nos gusta conversar en la cama, aunque no haya tiempo para mucho verbo. Será por eso que, a la mínima, suelo echar mano a lo que para mí tiene más elocuencia de su anatomía. Aplico algún que otro besito y juego con mi lengua sobre la rosada piel, y se esfuman los restos de sueño que pudieran quedar. Envarado como un húsar y sin manos, lo descabezo a lo grande. Rico alimento para empezar con ganas el nuevo día.

14 comentarios:

  1. Monica.... dijiste todo que hay que decír....
    Para esa charla, nada mejor que utilizar la lengua...una carícia con la elocuencia que el momento necesita...
    Sin muchas palabras, sino aquellas de placer.... y bueno que tengas un perfecto nuevo día trás el alimento que cojeste con la lengua....
    En la foto, veo que él le espera para empezar la conversa.... manos a la obra (mejor lengua a la obra!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no por mucho madrugar, amanece más temprano, cierto.... pero cuando se hace, sienta el sol de maravilla, y esos ratitos de intimidad, tan elocuentes y tan orgiásticos....

      Eliminar
  2. Y rico despertar mmmmmmmmmmmm

    A tus PIES

    ResponderEliminar
  3. És clar que sí, és de mala educació parlar amb la boca plena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .... o no deixar parlar al teu company de sexe....

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. te gustaría, verdad?
      me lo mandarías tú o podría ser iniciativa mía?

      Eliminar
    2. Me gustan las mujeres con iniciativa cuando saben darme lo que me gusta

      Eliminar
    3. sería una mujer con suerte a tu vera...

      Eliminar
  5. Que delicioso despertar! Lo echo de menos!

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no sé por qué pero no me lo acabo de creer.... en tu tipo como tú.... ;)

      Eliminar
  6. A mí también me van mucho este tipo de desayunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que cuando lo pruebas no te apetece nada mejor ;)

      Eliminar