16 feb. 2015

Noche de carnaval





Mi disfraz para la noche de carnaval. Le gustó especialmente el corsé y accedió a no quitármelo si yo me esforzaba en complacerle. Mansa y tierna como una ovejita, esas fueron mis palabras. A partir de ahí, dimos rienda suelta al placer. Lo que más me excitó: sentarme a caballito sobre su vientre, aguijoneada a la hondo, y trotarle encima. Lo que más cabrito le puso: el oír cómo la fusta castigaba mis nalgas.

7 comentarios:

  1. Una muy disfrutosa noche de Carnaval...
    Era lo más quería para mi.... recibir una cavalgada assim..... y que ella me trotase así...
    Petonets del amigo brasil e buen Carnaval...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay que disfrutar todo lo que se pueda, para eso es carnaval ;)

      Eliminar
  2. PER FAVOR! !!! Pietat...No comencis amb la llenceria fina, que em pot, en fica extremadament calen, de fet en lo sexi que deus estar, seria capaç que apanyar - meses tot sol contenplan - te, que afortunat el que et contempla mentres el cavalges.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Samael, sabent que et provoca i et fica tant calent.... ho tindré en compte
      encara no t'has adonat que sóc molt dolenta, i més si m'expliques aquestes coses?

      Eliminar
  3. Jjajja, ja en va bé, tinc nom de dimoni ;)

    ResponderEliminar
  4. maravilloso atuendo para una noche sin fin

    ResponderEliminar