16 ene. 2015

Apetitos





La semana pasada se nos dio bien: 3 de 3. Una furia interior guiaba los pasos de mi jefe hasta mí y exigía la posición de rodillas para maniobrar el ordeño. En ésta, sólo una vez. Y el régimen de abstinencia me produce tanta hambre que me retuerzo por dentro. Tengo claro que puedo salir de noche a mamar por ahí, como los vampiros, pero es la tranca de mi jefe lo que me reporta el placer, y su cara, y sus gruñidos, y la clandestinidad. Y nuestro vicio compartido.

11 comentarios:

  1. Ets la "secretaria" perfecta, amb do de llengües, veig que el francès se't dóna a la perfecció,no entenc perquè no aprofundeix més en la vostra relació, jo del teu cap, exploraria si tens coneixements de grec.
    Petons molls.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el meu jefe no necessita una amant en el sentit estricte de la paraula, només una bona noia que, de tant en tant, li faci a mans un desfogament terapèutic ;)

      podríem deixar el grec per a nosaltres dos?

      Eliminar
    2. Res m'agradaria més, que posar a quatre una bona noia com tu.

      Eliminar
    3. ai sí, que m'agrada ser molt bona noia ;)

      Eliminar
  2. Además de fiel a tus vicios eres elegante hasta para mamar... sin quitarte ese elegante collar de perlas que desata tanta pasión... http://piececilloschicas.blogspot.com.es/2015/01/perlas.html

    A tus PIES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que el collar tiene múltiples aplicaciones en el sexo

      Eliminar
  3. maniobra del ordeño, ufff, como sabes lo que me gusta pequeña,

    besos sucios,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me parece que ese gusto tuyo por el ordeño es universalmente masculino

      Eliminar
  4. Apetitos saciados. ... solo temporalmente. ..
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuanto más sexo tienes, más quieres

      Eliminar
    2. Cuanta razón poseen tus palabras...
      Bss

      Eliminar