6 feb. 2014

Recuperación





Andaba inquieto, como si las preocupaciones que le trasladan a cada reunión hicieran mella realmente en él. En estas dos últimas semanas, se ha mantenido fuera de mi alcance, otros colaboradores han despachado las urgencias. Pero a última hora de ayer, ha podido encauzarme de nuevo todo lo acumulado y yo he recuperado mis dotes de asistente muy personal. Primero en el baño, donde ha conseguido orinar después de sujetarle con mano firme. Y luego sentado en su poltrona, escanciando la espesura que tanto dolía en mi consentida boca.

11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. no sabía que eras "tan" religioso ;)

      Eliminar
  2. trago caliente y dulce,
    brindo a tu salud,
    besos sucios,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustará que brindes por mí cara a cara, sin tardar

      Eliminar
  3. Tenerte como "subordinada" debe de ser impagable, siempre atenta y solícita para atender a las necesidades de tu jefe; necesaria e imprescindible sabiendo como manejar el cetro que realmente lleva el mando, porque los hombres somos así, jefa y dueña en la sombra.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gusta hacer bien mi trabajo, nada más, aunque siempre son bienvenidas las gratificaciones extraordinarias, no sé si me entiendes

      Eliminar
    2. Creo que se por donde van los "tiros"...

      Eliminar
  4. que caliente que sos monica, te haria de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo sí que le haría de todo a esa tranca que te cuelga, madre mía!!

      Eliminar
  5. Sentirte debe ser toda una experiencia, tenerte todo un placer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gusta dar lo mejor de mí... siempre...

      Eliminar