29 ene. 2014

En este tiempo...





Escena repetida hasta la saciedad. Ni yo sabría asegurar si me las quito o me las pongo; si vengo de la ducha y me visto para salir, o si acabo de follar y me voy llevándome en la piel el sudor y el calor de los hombres. Quizá lo que hago es desnudarme para él, o para ti. Aunque esto último es más difícil porque, en tu caso, prefieres que muera con ellas puestas. Y cuando las cintas del liguero se han soltado y bailan enloquecidas entorno a mí, resbalan las medias al ritmo sincronizado de tus pollazos, sollozando de placer mi agujero,…. bañados mis pies en seda negra.

8 comentarios:

  1. Bueno, la verdad es que me pone mucho la idea de sentir unas piernas enfundadas en seda y acariciarlas y poder "jugar" con esos piececitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estás pensando en ponerlos alrededor de tu carne cilíndrica?

      Eliminar
    2. Vaya, has acertado... aunque creo que era algo que estaba cantado. ¿Puedo "manchar" tus medias?

      Mil besos en los labios que dibujan tu sonrisa vertical.

      Eliminar
    3. me encantaría que mancharas mis medias

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. sucios, como los pensamientos que me agitan al pensarte

      Eliminar
  3. El roce de unas piernas bonitas como las tuyas, enfundadas en unas medias, me pone el miembro especialmente grande, la verdad, es uno de mis resortes del deseo. Maravillosa forma la tuya de reseñar la pasión blanco sobre rojo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gusta saberlo, para complacerte aún más

      Eliminar