2 nov. 2013

Antojadiza





Llego a su casa algo avergonzada. Pero me dura el tiempo de quitarme la ropa. Sabe que al tratarme de buscona, de perra caliente; al disponer de mi cuerpo a su antojo sin importarle cómo me pueda sentir… sabe que me motiva especialmente, y juega con eso. Cada vez que piso Girona pienso en retorcerme bajo el yugo de su polla, sin dejarme escatimar ni una sola de sus imposiciones. Pues me hace libre como ningún otro hombre consigue.

9 comentarios:

  1. someterse al deseo es lo que nos hace libres ...


    mi beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. someterse al deseo... qué bien suena!
      pero lo mejor es gozarlo sin límites

      Eliminar
  2. saber lo que se quiere y correr para conseguirlo
    eso es la libertad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. correr para correr-se, y repetirlo las veces que haga falta

      Eliminar
  3. Bajo el yugo de su polla. Yugoso miembro ;-)

    Besos, Perla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bardo, me ha gustado eso de "el yugo de su polla"...

      Eliminar
  4. Dichoso el que goza de tu humilde/exigente fuerza de folladora. Creo no ser maleducado al recordarte que cualquier aventura sería bienvenida a mi blog y al tuyo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y en eso estaba pensando cuando, al leerte tu último post, me quedé con la idea de que "estás muy guarro"...
      sería magnífico comprobarlo...

      Eliminar
    2. No sabes cómo me ponen estas proposiciones electrónicas... en estos casos es mejor no explicar nada más... aquí me tienes...

      Eliminar