21 oct. 2013

Apretones





Cuando la polla es tan grande como la suya empiezo por masajearla dentro de la boca, dándole latigazos con la lengua. Salivo y salivo, y la pringo muy bien, notándola en la garganta, al fondo. Y luego, si me deja, a horcajadas sobre sus piernas, achucho el glande en mis labios medio abiertos. De ahí, cedo de golpe para hincarme por completo, y desorbitar mis ojos en los suyos, mientras boqueamos de placer.

8 comentarios:

  1. Wawwwwwwwwwwww Mónica... lenguaje explícito, me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. explícito, para tener claros los conceptos ;)

      Eliminar
  2. Cuando es tan grande es un delicia saberse estaqueda...

    mi beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y un placer sin paliativos sentirse plenamente satisfecha

      Eliminar
  3. Cómo me has puesto Mónica... he tenido una erección brutal que hubiera merecido mejor final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso de saber que "mis artes" pueden empinarte así, mmmmmmmmm, ha hecho imaginarme ese buen final

      Eliminar