14 jul. 2013

Para desayunar



9 de la mañana. Llego a la cocina medio dormida, necesito mi dosis de cafeína. Mags está leyendo el periódico. Voy y vengo, mecánicamente, zumbándole en la oreja. Tengo un hambre atroz, me apetecen las magdalenas con trocitos de chocolate. A mi espalda, le oigo dejar la lectura y noto un ligero cambio en su respiración. Diría que trajina una paja bien cargada. Me doy la vuelta, le animo a seguir y, gateando, voy hacia él, ofreciéndole todas las posibilidades de mi lengua. Ya de pie, me chorrea su leche por la cara.

7 comentarios:

  1. Ainssssss!!!!!
    8:22am por aquí... hora del desayuno...
    I SOOOOOOOOOOOOOO WANT!!!!!
    DADDYYYYYYYYY!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena manera de desayunar y quedar satisfechos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que el desayuno es la comida más importante del día, verdad?

      Eliminar
  3. Nada mejor que ordeñar directamente la vaca ...
    para degustar la leche más fresca, ya desde primera hora de la mañana, con su espesa nata.




    Feliz provecho, a mi juicio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un manjar así no se puede desperdiciar... ni una gota

      Eliminar
  4. Esta mañana estaba en la cocina desayunando y no se ni cómo ni por qué, me ha venido este post a la cabeza, y he tenido que terminar apresuradamente el café porque mi erección se estaba convirtiendo en importante.

    Hasta cuando no te leo, me enciendes.

    Hache.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me emociona que me cuentes estas cosas, y que te crezca el grifo de donde sale tan rica leche

      Eliminar