18 jun. 2013

Te lo prometo



Mi baza era el micro tanga. Estaba convencida de que ver mis labios esparcidos más allá del triangulito negro le pondría muy perro. Pero no imaginaba acabar así.
“Voy a meterte en mi boca como tú haces con mi polla. Te garantizo que perderás el control. Y grita, no dejes de retorcerte, que cuánto más lo hagas más duro te daré por el culo.”

10 comentarios:

  1. La idea de comerte el coño es altamente sugerente. Mi lengua sabe muy bien lo que se hace y no se cansa facilmente. Me gustaría probarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso se lo dirás a todas, no?

      Eliminar
    2. Y ninguna ha protestado. Al contrario aprietan mi cabeza contra su coño como posesas.

      Eliminar
    3. puede que yo también lo hiciera

      Eliminar
  2. Me recordó q siempre se lo decía a mi niña... "voy a meterte en mi boca" aunq lo de perder el control no daba tiempo a decirselo mmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  3. Qué seguridad la suya... "Te garantizo que perderás el control..." Los pusilánimes a los que hay que dar una palmadita en la espalda ahogan la líbido. Pero a veces echo en falta un poco de humanidad. Los supermachos maduros y experimentados que tocan un cuerpo de mujer como un músico virtuoso que sabe hacer sólos de guitarra de tres minutos a mí me aburren un poco... Bueno, me aburren las virtuosas del sexo en realidad... pero ellos son más o al menos se hacen más propaganda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este gringo ya te digo yo que no se queda corto de propaganda y luego está muy bien pero siempre se podría pedir un poquito más

      Eliminar
  4. Yo lo haría al revés... me gustaría hacerme pequeñito para poder entrar entero dentro tuya cual espeologo en una cueva, tocar, sentir, palmar completamente dentro de tu coño.

    ResponderEliminar
  5. pequeña, tú tienes todas las bazas para ganar la partida,

    besos sucios,

    ResponderEliminar