26 abr. 2013

De reencuentros





Mira lo que has hecho, me has puesto perdida. El trato era correrse en mi cara, no que me bajaras la camiseta y me rociaras el pecho de lefa. Y menos todavía que limpiaras los residuos de tu polla entre mis tetas. Para colmo, después de soltar el manubrio te has agarrado a mis pezones, primero con las manos, luego con la boca, como si no hubiera pasado nada. ¡Ya te vale!
Si de verdad quieres hacerte perdonar, recupérate pronto, siéntame sobre tus piernas y mete el aspersor donde se merece.

9 comentarios:

  1. Vas a tener que echarle una mano, en eso de recuperarse pronto.

    ResponderEliminar
  2. Sé que lo perdonarás, los dos lo disfrutareis como se merece.

    ResponderEliminar
  3. pequeña, repárame el aspersor,

    besos sucios,

    ResponderEliminar
  4. Deberás ayudarle a recuperarse... seguro q ha sido un momentazo de eufória y se desató demasiado. Ayudale, por tu bien

    ResponderEliminar
  5. Tengo vocación de servicio, así que si me piden una mano tiendo a echar las dos ;)

    ResponderEliminar
  6. Monica, lo tuyo es como un sacerdocio. Sin duda
    Alberto Toro.

    ResponderEliminar
  7. Bueno querida, la proxima que te limpie con la lengua.
    Quien la hace la lame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la próxima vez que le vea, se lo recordaré

      Eliminar