11 abr. 2013

A repetir se ha dicho




Por navidades, en la boda de mi primo, conocí a un tipo que me llevó a su casa. Este último sábado estuve por Girona y, sin avisar, fui a ver si lo encontraba. Al verme ante su puerta, se acojonó, pero al decirle que sólo había venido por un poco de rabo, me invitó a pasar. Se acomodó en un enorme sofá y esperó a verme desnuda para desenvainar el tronco de tamaña vanidad. Aún siento en la lengua el trasiego de sus venas inflamadas y, en la garganta, el sabor apetitoso de su abundante corrida.

14 comentarios:

  1. Si no le importa, no olvides su dirección. Lo más probable es que apetezca repetir en un futuro no muy lejano. Con semejante vanidad que nos presentas ¿quién no?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ufffffffffffff menudo rabo comiste, claro q así entraste... muy claro y directa. Supongo q volverás a repetir suculento tesoro, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gùde, ¿para qué los rodeos?
      estaba en mi ciudad, me acordaba de dónde vivía y tenía ganas de sexo... ¿tú qué hubieras hecho? :)

      Eliminar
  3. Contigo repetir es poco Mónica, mordiscos...

    ResponderEliminar
  4. Con esas visitas te vas a hacer muy querida de tus admiradores, el abandono al placer es nuestra divisa y tú eres dispuesta oficiante de nuestro rito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. subscribo todo tu comentario
      ¿dónde debo firmar por lo de "dispuesta oficiante"?

      Eliminar
  5. Un enorme y penetrante deseo de ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. En un mes estaré por las playas de tu tierra. Me gustaría inundarte la boca de leche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿te conformarías con una mamada?

      Eliminar
    2. Sol, buena temperatura, playas tranquilas, una buena mamada tuya... ¿Que más se puede pedir?... Aunque acepto sugerencias. Se te ocurre alguna interesante?

      Eliminar
    3. primero la mamada, luego ya veremos...

      Eliminar
  7. Ya volví de tu tierra, con un ligero bronceado, habiendo probado unos arroces magníficos y descansado y con las pilas recargadas. Sólo me faltó una buena mamada tuya... tal vez la próxima vez...

    ResponderEliminar