7 mar. 2013

Precisión



A primera vista parece poca cosa pero es la más gruesa que me han metido nunca. Por su experiencia intuye que sin lubricante no entrará. Me siento encima y me dejo caer varias veces, forzándome y doliéndome lo mío. Pero no le satisface. Así que en una maniobra vista y no vista, se pone encima y, abriéndome los muslos con los brazos, se clava de golpe en mí. Una sensación irreconocible recorre mis paredes, como si una bola de fuego subiera y bajara dentro de mí bombeando llamaradas de placer.

El domingo previo al congreso me colaron en una fiesta privada. Allí conocí al gringo.

6 comentarios:

  1. Me ha dado incluso placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. pequeña zorra, esa es la típica clavada de un golpe hasta los huevos que hace que se enciendan todos los fuegos al golpearte con ellos en el culo,

    besos muy sucios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabes que a tu pequeña zorra eso le gusta especialmente

      Eliminar
    2. y tú ya sabes cuanto me gustaría comprobarlo de primera polla,

      besos sucios,

      Eliminar
    3. lo sé, la tengo pendiente

      Eliminar