20 mar. 2013

Insinuándome





Si por mí fuera, no llevaría nunca bragas. Pero algunos hombres prefieren que no sea tan directa pues con la insinuación también se ganan enteros. Y, además, no conviene que la moza vaya enseñando los bajos así como así. Por eso, cuando me las saco ante unos ojos realmente sedientos por ver mis labios al natural, abultados y jugosos, me gusta provocar al máximo, tirando un poquito de inocencia y un mucho de putería.

6 comentarios:

  1. La insinuación es un arma poderosa, más que mostrar directamente, así es.

    ResponderEliminar
  2. Para los que no podais "verme" por Google +, sabed que mi perfil ha sido suspendido temporalmente. Sorry!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. a mí me sucede lo mismo, no me acostumbro a verme con ellas

      Eliminar
  4. ah, es que tú entiendes de inocencia y de puterío? no me había dado cuenta ;-)

    besos sucios,

    ResponderEliminar