9 feb. 2013

Apariencias




Delante de un espejo no sé comportarme con educación. Mis caras son el fiel reflejo de lo que sacude mi cuerpo, por dentro y por fuera. Y los hombres se sienten justificados en sus actos al comprobar el baile de mis tetas, las muecas de putita cachonda y satisfecha que pongo; en definitiva, la imagen de perra sumisa que les devuelve la luna del dormitorio cuando me dejo sodomizar.

11 comentarios:

  1. No me he fugado, lo que pasa es que se me acumula el trabajo… de todo tipo.

    ResponderEliminar
  2. Espero ponerte frente al espejo algún día...

    ResponderEliminar
  3. No hace falta que seas educada tampoco.
    Simplemente, que tu cuerpo sea sincero.

    ResponderEliminar
  4. Y en eso dulce baile que pavoneias, mostras toda su autenticidad.
    Me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustan esos bailes debidos al ímpetu y a la fogosidad del momento sexual.

      Eliminar
  5. Nunca dejes de usar ese espejo... seguirás subiendo a la luna lo haga él o no, esté él o estes sola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gùde, me encantan los espejos, no hay problema!!

      Eliminar
  6. Ese es el reflejo que me gusta ver cuando tengo las riendas bien sujetas. La foto es una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y la ejecución de la acción, otra maravilla

      Eliminar