17 dic. 2012

Recuerdo canicular

Aquella noche hacía mucho calor. Salimos a darnos un baño en la piscina pero la calda persistía, cansina, pegajosa. A Niels se le ocurrió lo de la manguera. Aquella lluvia artificial nos daría una tregua.
Mientras regaba mi cuerpo, me tocaba obscenamente. Acercaba el chorro al chichi y yo, con los dedos, lo abría para metérmelo dentro. Su polla crecía, quería follar. Y yo también. Lo hicimos sobre una tumbona, alargando el momento todo lo que pudimos.

7 comentarios:

  1. Monica, tienes un don con las palabras. acondiciono mi libido aquí. Me sinto desnudar con tus palabras.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. bueno la idea no era refrescar el ambiente y los cuerpos...

    descanse un rato...bella dama,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a partir de hoy mismo, ya estoy de vacaciones!!!

      Eliminar
  3. Te persigo y te acaricio al mismo tiempo. Me acaricio y te persigo en mi memoria. Que las gotas de rocío bañen juntas, ese cuerpo que me alarma y me desboca.

    Tuyo, Lance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y más te alarmaría si vivieras más cerca... desbocada me tendrías noche y día

      Eliminar
  4. el sexo en Hong Kong es así, canicular

    ResponderEliminar