13 dic. 2012

Me lo has prometido



Dices que debo sentarme en la cama. Que tú me quitarás los zapatos, enrollarás mis medias y abrirás mis piernas.
Me quieres sumisa, rendida al placer prometido.
Pasarás la nariz por mi herida húmeda y enloquecerás aún más con la fragancia desprendida de mis labios carnosos. Y lamerás, sí, lamerás la perla hasta hacerla de piedra. Y yo me abandonaré a tus deseos para explotarte, una y otra vez, en tu boca maestra.

10 comentarios:

  1. Y lo bueno es beber el néctar de la diosa con tragos profundos. Y cómo tengo sed ... mucha sed...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm, qué sugerente eso de los tragos profundos...

      Eliminar
  2. Setenta y tres palabras que me han humedecido el glande, así de simple, así de complejo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguna palabra para indicarte el camino entre mis piernas...

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo tu blog y que exitante lo que dices

    besos

    ResponderEliminar
  5. Uffffffffffffffffff... no está bien q tengas una herida. Hay q sanarla rápido y la saliva es un buen medicamento.

    A tus PIES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Gùde, hay que ocuparse rápido y bien de las heridas abiertas.

      Eliminar
  6. Mónica, em encanta tu blog, no me canso d las cositas que pones! Es tan sumamente sugerente...con poco muestras mucho.

    "Me quieres sumisa, rendida al placer prometido." x___x Rendida a él...

    ResponderEliminar
  7. En la boca maestra, como la llave que abre el resto...Buen año...

    ResponderEliminar