25 sept. 2012

Para usted



Al remitente de tan sugerente estampa.
Dos puntos.
Lascivia contenida. Deseo patente.
Ni el ángel es del todo inocente ni el violador el único culpable.
Tenga por seguro que mi docilidad (de encontrarnos usted y yo en idénticas circunstancias) sería inversamente proporcional a la lujuria de sus caricias. Y que no podría (ni evitaría) acallar su placer.

7 comentarios:

  1. Coqueteo, provoco. Me presento con un vestido ceñido para que se vea claramente que, por debajo, me late sólo piel y deseo. Tomo la iniciativa, busco un hombre que sepa estar a la altura.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mónica!
    Afortunado el destinatario de tales palabras...
    Beso grande!!


    RoB

    ResponderEliminar
  3. El deseo se dispara por debajo de mi cremallera, y alcanza a anhelar tan enorme regalo. El halago se convierte en tortura contenida, que ansía penetrar la blanca carne del ángel. Pronto recibirá mucho menos de lo que merece, pero más de lo que la distancia permite.

    Tuyo, muy tuyo, Lance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero creer que soy su ángel más aventajado.

      Eliminar
  4. bella estampa, para alborotar todos los sentidos

    ResponderEliminar
  5. Una imagen similar es la que tengo en mente cuando te visito y otras por supuesto. Un beso que sientas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gusto exquisito
      afán por los detalles, por los gestos
      equilibrio entre docilidad y arrebato
      que el correr no nos haga perder los diferentes estadios del deseo

      mando claro, inequívoco
      obediencia con un punto de osadía

      me voy acercando?

      Eliminar