18 ago. 2012

Controlador



He dejado que volviera a hacerlo.
Seducida entre palabras subidas de tono, manoseos provocativos y dos botellas de vino.
Borracha de su labia, de sus maneras conmigo, de uva temprana.
Ebria de su control sobre mí.

9 comentarios:

  1. Incluso con resaca, parece que mereció la pena.

    ResponderEliminar
  2. Una buena labia siempre abre los labios.

    ResponderEliminar
  3. El anticuario tiene la facultad de entrar y salir de mí de todas las formas inimaginables. A veces creo que estoy hechizada.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mónica!
    Bien por el anticuario, mientras sea placentero para ambos...
    Beso grande!


    RoB


    ResponderEliminar
  5. No sabes cómo me alegro. Sigo por aquí.

    ResponderEliminar
  6. algo de alcohol ayuda a sentir todo el doble de placentero no¿?

    ResponderEliminar
  7. sentirse cautiva del más grande depredador

    nuestro propio deseo

    ResponderEliminar
  8. Siempre es un placer venir a leerte.


    Saludos...

    ResponderEliminar