24 may. 2012

Dispuesta


Me ha enseñado a tener paciencia.
Aquello de “si breve, 2 veces bueno” no va mucho con nosotros.
Saber esperar, alentar el deseo mientras llega la hora, intuir las apetencias del otro son cualidades que se valoran en su justa medida cuando me sacude el trasero, separa las nalgas y forra su polla en mis tiernos y candentes agujeros.

9 comentarios:

  1. Los exámenes se acercan y, entre estudio y estudio, siempre queda tiempo para practicar lo que más me llena. ¿Queréis una pista?

    ResponderEliminar
  2. Es agradable, dejar que el deseo crezca y crezca... sin ninguna prisa a la hora de calmarlo.

    ResponderEliminar
  3. venga esa pista pequeña,

    besos sucios,

    ResponderEliminar
  4. forrar la polla...mm interesante concepto...me calento....besos

    ResponderEliminar
  5. exacto, la intuicion precisa para el momento justo...y entrar y no sacarla mas...

    mi beso.

    Si, quiero pistas!...

    ResponderEliminar
  6. He llegado a tu blog por casualidad y me gusta la forma que tienes de decir las cosas. Mucho.

    ResponderEliminar
  7. yo no tendría paciencia para esperar.

    ¡¡¡ Me lanzaría !!!

    ResponderEliminar
  8. Y que buena es en estas ocasiones "una poquita" de paciencia, pa aumentar "un mucho" el deseo.

    ResponderEliminar
  9. Se valora la calidad que no la cantidad

    ResponderEliminar