7 mar. 2012

Asaltada



Es el gesto que más me gusta en un hombre.
Cuando me siento testada de esa forma procuro dar todo lo mejor de mí, sin que parezca que moría de ganas porque así pasara.
Ocurra donde ocurra. En el asiento trasero del taxi, en el taburete del bar tomando una birra, o en el portal mal iluminado de la calle.
Cuando un hombre desea pringarse los dedos en mí, me rindo a él y dejo que el deseo siga su curso.

10 comentarios:

  1. Definitivamente tengo un asunto serio con blogger y verás que no es la primera vez que te lo digo... TUS ACTUALIZACIONES NO ME APARECENNNNNNNNNNNNNNNNNN!!!!!! QUE RRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAABIIIIIIIIIAAAAAAAAAAAAA!!!!!
    Ahora que te vi por mi blog, volví a darme cuenta!!!
    Uffffffffffffffffff!!!!! Creo que te dejaré en mi barra de marcadores porque ya no sé cómo hacerle :'(

    Besito llorón :(

    ResponderEliminar
  2. Jolinessssssssssssss!!!! Por qué no figuraba entre tus seguidores?????? YO ESTABAAAAAAAAA!!!!
    BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. ... y lo mejor es luego compartirlos,

    pequeña,
    zorra,

    besos sucios,

    ResponderEliminar
  4. Ay, nena!!! Me dejas re alzado!!!
    Yo tambien quiero testear!!!!
    Dan ganas de conocerte ya.
    Gracias. Me encanta lo que haces

    ResponderEliminar
  5. Es que los dedos son otra forma de lenguaje.....

    mi beso.. (bonita foto)

    ResponderEliminar
  6. Se valora mucho la discreción a la hora de chupar los dedos con los labios.

    ResponderEliminar
  7. jajajajaja

    me gusta leer que todos pensamos por igual.

    ResponderEliminar
  8. VALE q si...esta muy bueno tu razonamiento Moni.... besosso

    ResponderEliminar