10 mar. 2012

Arropar



“Quieta nena, no te muevas, no te muevas.”
Y se ha venido todo, al final de un largo rugido de placer.
Su polla ha evacuado toda la tensión acumulada en un reguero cálido y pegajoso. Y relajamos músculos sin variar de posición.
Me gusta cuando me coge así y me acuchara contra su cuerpo grandote.
Me besa en el cuello. Un escalofría me parte.

7 comentarios:

  1. pequeña, con pocas posiciones se pueden expresar y sentir mayor cantidad de sentimientos (deseo, placer, ternura,...) que con la de la cuchara,

    besos sucios,

    ResponderEliminar
  2. Lo irrepetible de un instante,

    escalofrío.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta darme cuenta de cómo lo sentís. La cuchara es una de mis favoritas.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lamer la humedad de la vagina, me gusta para rociar en los labios.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Mónica, por tus palabras en uno de mis dos espacios, ya tuyos.


    Saludos...

    ResponderEliminar
  6. Las fotos son tuyas? O las coges de un banco de imágenes? O todo a la vez?

    Gracias por satisfacer a un curioso que se corre de gusto por ti.

    ResponderEliminar
  7. me gusta la cogida de la foto, sentirse hincada hasta el fondo en el asta del macho

    ResponderEliminar