1 ene. 2012

En el primero

El hermano de mi padre me espera sentado a la mesa. Con él el resto de la familia. Y aunque me había prometido a mi misma ser buena chica y comportarme como es debido…
En cuanto me ponga la vista encima, a parte de las perlas, reconocerá la lascivia más mortífera de este mundo. En mi olor, en mis curvas pronunciadas.
En mis ojos anhelantes de lo que le cuelga y engorda bajo los pantalones.

[Un poco de historia, para que sepáis de dónde vengo]

8 comentarios:

  1. me gusta todo lo que dicen e insinuan tus textos, me gusta lo que tú insinuas, me gusta tu blog, el mismo que acabo de descubrir y que seguiré.
    una caricia amiga.

    ResponderEliminar
  2. no importa de donde vienes, no importa a donde vas, lo importante es tener placer cada dia
    nareyyy

    ResponderEliminar
  3. Buena forma de empezar el año.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Gracias a todos por las visitas!!

    Espero disfrutar como nunca del sexo y de la pasión que desprenden vuestras letras. Y os seguiré contanto, excitando... sorprendiendo (espero) cada día un poquito más.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  5. Ah, y bienvenidos Eros, Nareyyy e Irene.

    ResponderEliminar
  6. juegas constantemente al juego de la seducción, tus letras son pasión en estado puro

    ResponderEliminar