28 ene. 2012

A distancia


“Eres una zorra.”
Y no me cuesta darle la razón.
Reclama mi obediencia y exige que pase de consolador, y me acabe directamente con los dedos, sin olvidarme de mi agujero trasero.
Y sus palabras me arden. Puedo sentir el peso de sus huevos, ver la tienda de campaña que ha organizado su polla, y el olor a sexo remonta.
Cuando cierre el chat sabe que soñaré con él y me regala los oídos antes de irse.
“Zorra.”

8 comentarios:

  1. Cibersexo con Niels, una o dos veces por semana. Sin necesidad de buscarlo expresamente.

    ResponderEliminar
  2. Buf!, me encanta ese machismo desatado en el momento del sexo. Ese desenfreno.

    Me gustan mucho tus post. Concisos y sugerentes.

    ResponderEliminar
  3. Esto si lo hubiera conocido Roberto Carlos...su canción no existiría..."y en la distancia muero sin saberlo tú"...los adelantos de la ciencia y la electrónica.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. pequeña, me tienes que explicar que poderoso influjo tiene la palabra zorra en las hembras como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil explicarlo con palabras, mucho más fácil con hechos y bien de cerca, te lo aseguro.

      Eliminar
  5. A mi también me gusta, qué quieres que te diga. Ojalá coincidiera contigo alguna vez.

    ResponderEliminar
  6. susurros que inflaman las ganas contenidas

    ResponderEliminar