23 nov. 2011

Embocar




Mags tiene un vicio: dejar crecer su polla dentro de mi coño.
Me abre de par en par, yo con las manos emboco su verga y entonces empuja, entrando con un ligero suspiro.
Y me folla, siempre encima.
Las penetraciones son largas e intensas, él permaneciendo en mi agujero y yo cada vez más llena.

3 comentarios:

  1. Él lo sabe, lee el pensamiento de Ella. La realidad es bien sabida por los dos, pero se dejan llevar.
    Hoy aquí; mañana allá; cambiando de espejo, pero siempre el mismo deseo, delatado por su sonrisa en su ángulo follador.
    Su verga, adormecida en su caparazón de piel, va despertando a medida que avanza por su mar, embuchando sus verticales labios, encharcados al roce de su glande, aproando su grosor engullido en su coño.
    Dentro de Ella, permanece el silencio, la pasión en esa magnitud de potencia, esperando el bamboleo de su nave, encajando sus manos, como dirigidos remos, en su glúteo, empujando hacía el fin del mundo, más allá del último suspiro, entre el abrigo de sus muslos.

    ResponderEliminar
  2. Estar llena, llenar...deliciosos gestos de estar vivo

    mi beso

    ResponderEliminar
  3. hay algo mágico en ese gesto tuyo, en ese dirigir la atracción sexual

    ResponderEliminar