12 nov. 2011

De proposiciones



Noche de viernes, quedo con Jazmín para tomar unas birras.
Un tío se encapricha de mis trenzas.
Yo paso del perfil aguileño de su entrepierna.
Y, entre tanto, ella me propone un negocio.
Cuando me apetezca tengo su cama en oferta, al novio le hace un rollo lésbico de altura.

7 comentarios:

  1. Jazmín y yo siempre hemos jugado a meternos mano delante de los tíos, por reirnos un poco a su costa.
    Nunca habría podido imaginar que su novio, aficionado al sexo extremo, pudiera solicitar mis servicios.
    Porque está claro que la idea no ha surgido de ella. Somos amigas desde hace mucho tiempo y, por eso mismo, cabían menos rodeos entre nosotras.

    ResponderEliminar
  2. Te propone un juego interesante, si te atreves, puede que sea una experiencia placentera. Lo será.

    ResponderEliminar
  3. 22h 45’.- termina la función. La gente levanta su culo de las butacas, murmura sobre la obra vista, comienza el desfile hacia la calle sobre pasadizos estrechos enmoquetados.
    La calle; fría, húmeda y estrecha, desemboca a la gran artería, donde personas de tez morena lanza al aire juguete luminoso multicolor. Otras, las más, deambulan de arriba abajo, entrecruzándose.
    Camino hacia mi guarida, antes, sí, me refugio en ese pub ya conocido. Una birra. Frente a mi, el espejo me devuelve su mirada. Me fijo en sus trenzas y en sus ojos.
    Sus ojos buscan mi entrepierna. Obedezco su mirada y abro mis piernas sin disimular la tercera pierna despierta en horizontal descanso.
    Me giro, para que el espejo no deforme mi petición y, sin voz, mirándola a los ojos no disimulo me pregunta; me gustaría pasar el resto de las horas de la noche, entre tus piernas arropada por mi excitada pierna endurecida.

    Sonríe, señal inequívoca de que entendió el mensaje. Me mira y mira a su acompañante, una joven de igual calibre.
    Entendí su mensaje.

    Quizás otro día, pensé. Quizás otro día, me dice. Te llamaré. Espero su llegada.

    Quién teme a Virginia Wolf.?

    ResponderEliminar
  4. dos mujeres cayendo desmesuramente bellas en su beso lento.....(a mi tambien me encantan esas escenas)

    mi beso

    ResponderEliminar
  5. Las trenzas y el perfil aguileño girando a la propuesta de altura, me encanta como lo condensas

    besos

    ResponderEliminar
  6. No me gustaría que unas mujeres lo hagan para mí, como un show. Me gustaría ser un testigo invisible de la relación entre dos mujeres. Que lo hagan para ellas, no para mí. O en todo caso, que me lo cuenten, con lujo de detalles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en este caso es una oferta para materializar el trío, cosa que a ellos dos les pone mucho, sobre todo al novio de Jazmín

      a mí también me gusta (y pone) + tu idea

      Eliminar