19 oct. 2017

Pactos





Cojo el ave. He quedado en bcn con algunos compañeros de mi antiguo despacho. Se lo cuento al tipo que desde el minuto cero me da palique sin parar. También me insinúo, respondo a sus demandas de macho dominante sin que se note demasiado. A la media hora, sentados codo con codo, se interesa por mi currículum profesional. Alarga las manos, le parezco buena chica. Tanto se lo parezco que me ofrece un puesto de responsabilidad en su empresa. Ya me imagino por dónde van los tiros, sus babas llegan al suelo. Me lo pienso, descuida, le sonrío. Y, al bajarnos del tren, cerramos el encuentro con un pico, que no compromete a nada pero…

16 oct. 2017

Inesperado



Salgo con los amigos, para que no digan que nunca saben dónde me meto. Luz fosforescente, tecno, whiskies, polvo blanco —yo sigo fiel al Absolut. Brincos, contorsiones. A todo se le llama bailar. Y en una de mis incursiones a la barra, él. Un chico alegre, jovial, contento de poder invitar a una rara avis como yo. Hablamos, reímos. Bebemos ensordecedoramente de nuestras pupilas disparatadas. En vez de apuntar sus labios a los míos, se concentra en las perlas. Y a mí me avasalla la sorpresa que lleva su nombre.

13 oct. 2017

Deseos




Incontinentes, gamberros, autoritarios. Nos conocen, saben de qué pie cojeamos. Y nos delatan a las primeras de cambio. Por eso, cuando imponen lo suyo y terquean hasta conseguir lo que más quieren, es mejor atajar y ceder ante ellos.

De ahí las prisas, la urgencia, la necesidad imperiosa de ser una puta, la más puta, la única puta, la mejor puta. Y ofrecerme para lo que él tenga a bien dictaminar para mí. En esta ocasión fue darme por el culo, y fue excitante y mágico y la hostia. ¿La próxima vez? Los deseos dirán.